viernes, 23 de junio de 2017

Periodista feliz

Conozco a una persona que no entiende el amor si no va acompañado de la amistad y la lealtad. Y esto tiene su premio: llega la felicidad sin llamarla. Así de clara es Carolina Fernández. Pero, ojo, dice que además de amar a tu pareja tienes que amar a tu familia, a tus amigos y a tu trabajo. 


Ella es gerente de la Asociación de Periodistas de Sevilla y licenciada en Ciencias de la Información. Cuando me mostró su corazón, se aprecia que lo tiene sano y compartido entre Córdoba, donde nació y Sevilla que es su otra casa. 

Se apresuran los latidos cuando lucha por la paridad, aunque no sea necesariamente matemática. Carolina se conforma con una igualdad real y razonable.

martes, 20 de junio de 2017

Artista de los Misterios


Como un adolescente enamorado y sabio el historiador Rodolfo Recio dice a María Reyes S. Fransesch, autora de esta pintura al óleo:

Déjame oír tus silencios
que son millones de voces
que te están sonando dentro.
 
La pintora gestiona bien la palabra y maneja con primor el pincel y el silencio. Nació en Fuenteheridos, un municipio de la provincia de Huelva. “Un pueblo con arte”, según su marido Carlos Ojeda. De allí es también el historiador Rodolfo Recio. Suyas son estas palabras referidas al cuadro y a la autora: “todo es gris y lineal, cúbico, cilindro y recto como tus intuiciones de artista de los misterios”. 

lunes, 19 de junio de 2017

Atormentado Anguita

“Tengo 74 años, estoy en la ancianidad, no creo en Dios en absoluto. Y vivo bien. No me hace falta” manifestó Julio Anguita a un periodista de El Mundo cuando le preguntó si la vejez sería más llevadera si creyera en Dios.

Cuando el ex líder comunista publicó un libro sobre Andalucía en colaboración con Rafael Alberti conversé con él y cometí la indiscreción de preguntarle si cuando abandonó sus creencias religiosas tuvo que “pasar el mono”. Él respondió: “Fue tremendo, ya que, en el fondo, siempre queda el hueco, porque cuando las cosas se viven intensamente, aunque siempre por libre, hay un proceso dolorosísimo que dura años” Después me dijo que su Dios era la explicación absoluta de todo y que le "contestaba" a ese porqué que siempre le había atormentado.

jueves, 8 de junio de 2017

Hablará en los Cursos de Verano de la UPO

Cuando Iñaqui Gabilondo llegó en 1971 a Sevilla para dirigir la emisora de la SER tenía 29 años y enseguida advirtió que el programa de la mañana, con gran audiencia femenina, tenía un tono sospechoso. Daba la sensación de que las mujeres eran incapaces de asimilar algo que no fueran los juegos, los regalos y los discos. Esto no puede seguir así, pensó. Él prefería unas mañanas que reflejasen el pulso de la ciudad y que pudieran interesar tanto al hombre como a la mujer.

Ahora, 46 años después de aquella experiencia sevillana, el periodista vasco ha convertido su videoblog en su nueva tierra donde siembra cada día palabras porque callarse sólo sirve para corregir los borradores de nuestra conciencia. (El próximo 28 pronunciará la conferencia inaugural de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. Foto Europa Press).

miércoles, 7 de junio de 2017

Banco Dei

Conoció al fundador del Opus Dei cuando se llamaba José María Escriva. Es decir, cuando su apellido no tenía acento en la a como ocurrió años después. El doctor González Ruiz lo recuerda como un sacerdote joven, alto y bien vestido.

Este doctor en Teología Bíblica por la Universidad Gregoriana de Roma, pensaba que el Opus Dei es una organización fuerte, pero aquel entusiasmo casi milenarista de los primeros socios desaparecerá y quedará reducido a una cosa totalmente cotidiana. Y como en todas las congregaciones religiosas habrá miembros calzados y otros estarán descalzos, sin liquidez.

lunes, 5 de junio de 2017

Por Bulerías


No sé quién vivirá en el número 52 de la calle Zabalza Tajonar, de El Pedroso. Cuando vivía su dueño, José Miguel Pérez Ortiz, forzaron la puerta y se llevaron un puñal de “El tempranillo” que él había comprado a la viuda del presidente de la Audiencia de Sevilla Manuel Badía. Me juró por las cenizas de su progenitora que no mentía. Y en honor de ella dijo:

“Cuando mi madre murió,
no fue mi madre la muerta;
el muerto fui yo”.

Había ganado mucho dinero en Madrid, en el Tiro de Pichón, cosa que no le impedía bromear con la justicia:

“Si algún día vas a la Audiencia,
por cualquier jechuría
y ar que está en la presiensia, 
le bailas por bulerías,
acabas con la sentensia.” 

Aldeas mágicas

Vive a los pies del Veleta, en la localidad granadina de Capileira. Quizá por esto pintó a su madre subiendo las montañas, las montañas nevadas de sus sueños. Ella le contó que rompió aguas cuando iba de paquete en una moto. Poco después nació él. 

De mayor, viajó a la tierra de los mil lagos para pintar y descubrió que Finlandia es el único paraíso donde se puede encontrar el verde más verde. 

En Katmandú al ver las aldeas nepalíes sintió que eran tan mágicas como las de la Alpujarra.